MÉRIDA, Yuc.- Expertos en tecnología de alimentos y ciencias de la salud aseguran que hay evidencia científica que demuestra que no hay relación entre el consumo de huevo y las enfermedades cardiovasculares, entre ellas la elevación de los niveles de colesterol en la sangre.

En Yucatán, el consumo per cápita de huevo es de 23 kilogramos al año, además de que el Estado es el sexto productor a nivel nacional, con una producción anual estimada de 96 mil toneladas.

La doctora Ruth Pedroza, integrante del grupo académico “Hablemos Claro”, de la Universidad Iberoamericana, explicó que en los años recientes se han popularizado varios mitos en relación con el consumo del huevo, sin embargo, la mayoría de estas ideas no cuentan con respaldo científico y son falsas.

“Hasta el momento no tenemos ningún estudio científico que demuestre una relación directa entre las enfermedades cardiovasculares y el consumo regular del huevo; lo que sí está demostrado es que este alimento aporta una gran variedad de nutrimentos”, señaló.

Explicó que el huevo es un alimento rico en proteína de alta calidad, por lo que contribuye a aumentar la saciedad, es decir, la sensación de plenitud experimentada después de comer, por lo que una persona que desayuna huevo cotidianamente estará satisfecho más tiempo, lo que puede repercutir en una ingesta menor de calorías.