Patricia Itzá/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- A pesar de que el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) ha señalado que el comercio informal en la entidad ha encendido los focos rojos; el Ayuntamiento de Mérida otorgó para estos días, 30 permisos a vendedores ambulantes que se instalaron en el pasillo ubicado entre el museo de la Ciudad, y el edificio conocido como el ‘portal de granos’.

Desde temprana hora y hasta el 2 de noviembre estos 30 comerciantes permanecerán ofreciendo dulces tradicionales de Yucatán, flores, disfraces y pibes “recién horneados”.

Cada uno sabía su lugar ya que el municipio delimitó y enumeró los espacios para que se coloquen sin ningún problema.

También te puede interesar: Día de Muertos revive al comercio de Mérida

Ya es común que para fechas “importantes” como Día de las Madres, San Valentín y fin de año, la Subdirección de Mercados del Ayuntamiento de Mérida, otorgue permisos a vendedores ambulantes, y ‘ponga en aprietos’ a los comercios formales, debido a que existe mayor competencia.

Sin embargo, a pesar de que el Ayuntamiento de Mérida ha otorgado dicha cantidad de permisos, las calles del centro de la ciudad están “desbordadas” de vendedores informales; problemática que ninguna autoridad municipal ha podido remediar.

Este panorama concuerda con los datos arrojados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) que indica que de cada 10 personas económicamente activas, seis se dedican alguna actividad irregular. Lo que genera que la tasa de la economía informal en el estado se encuentra por encima de la media nacional que es de 56.5.

Es cotidiano ver que a finales de año estos comerciantes se instalen debido a la demanda de la ciudadanía para realizar sus compras de Día de Muertos y decembrinas, sin que los inspectores de mercados los desalojen, a pesar de que se trata de una actividad “ilícita”.

Esta situación también provoca que durante esos días los peatones no tengan el espacio suficiente para transitar libremente por las aceras, propiciando también que muchos opten por bajarse de ellas y pongan en riesgo su vida.

En la entidad en el primer semestre, 324 mil 463 personas se encontraron dentro de la informalidad. Esta situación también preocupa a la Cámara de Comercio en Mérida, quien en reiteradas ocasiones se ha pronunciado por aplicar estrategias concretas para ponerle fin a esta problemática.

Además de los vendedores ambulantes, el comerciante bien establecido también se enfrenta a la competencia de las conocidas “chiapanecas”, quienes también en los próximos días se incrementarán por las calles del Centro Histórico.