Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Además de impulsar la economía familiar con el cultivo orgánico de frutas y verduras que realizan productoras de diversas comisarías meridanas, también se fortalece la convivencia entre padres e hijos, la sana alimentación y la reactivación de actividades productivas de traspatio.

El Programa de Huerto inició en 2016 con un proyecto piloto de cultivo de tomate híbrido maya y pollos de engorda en la comisaría de Tixcuytún con 24 productoras, quienes recibieron capacitación y acompañamiento de personal de la Dirección Municipal de Desarrollo Social del Ayuntamiento de Mérida y de la Brigada para el Desarrollo Rural BEDR No. 38 de Tixkokob perteneciente a la Dirección General de Escuelas Tecnológicas Agropecuarias (DGTA).

Con base en información obtenida de la dependencia municipal, ese año se obtuvieron mil 320 toneladas de tomate y 1.2 toneladas de carne de pollo, parte de ello sirvió para el autoconsumo de las familias; el excedente se utilizó para comercializar en algunos lugares de la comisaría y para la elaboración de salsas con diversas mezclas.

Debido a los buenos resultados y el interés de las mujeres, en 2017 se sumaron al proyecto de cultivos de tomate híbrido maya las comisarías de Oncan, Cosgaya, Santa María Yaxché, fraccionamiento San Marcos Ciudad Sustentable y colonia San José Tecoh, aumentando a 40 el número de productoras. El monto de producción fue de 4.295 toneladas de la verdura.

La directora de Desarrollo Social, Carlota Storey Montalvo, aseguró que la siembra de alimentos orgánicos resulta de interés para la mayoría de las productoras quienes únicamente sembraban hortalizas.