SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- En un procedimiento abreviado fue condenado a 3 años y 4 meses de cárcel por el delito de fraude específico, el ingeniero César A. C. C., quien fue contratado para la realización de una residencia en el fraccionamiento San Ramón Norte, la cual no concluyó y empleó materiales de baja calidad.

La juez de control Ileana Georgina Domínguez Zapata también le impuso el pago de 134 días multa que asciende a la cantidad de 8 mil 849 pesos, luego de confesar su ilícito.

Igualmente lo condenó al pago de la reparación del daño que asciende a 4 millones 628 mil 963 pesos; le concedió los beneficios de trabajo a favor de la comunidad y semi libertad o condena condicional por no reunir los requisitos pertinentes; lo amonestó, y suspendió sus derechos políticos.

Todas las partes renunciaron a los plazos para el recurso correspondiente y ha quedado firme la sentencia.

El problema inició en septiembre del 2012, cuando la víctima le pidió a la arquitecta Fanny C. M. que le presentara un proyecto arquitectónico para la construcción de su casa en la calle 33 entre 36 y 36B de la colonia San Ramón Norte.

Luego que Fanny C. M. entregara el proyecto, el dueño del predio se entrevistó con el ingeniero y ambos firmaron un contrato para la construcción de la obra.

Sin embargo, el ingeniero nunca cumplió con la obra, por lo que finalmente fue denunciado.