SIPSE.com
MÉRIDA, Yuc.-Triste y tenso final del 1 de enero se presentó en el fraccionamiento Los Héroes, luego de que un conductor atropellara a un menor y ante esto se resguardara en su casa.

Los vecinos inmediatamente se organizaron para ir en busca del automovilista, a quien acusaron de estar alcoholizado.

Durante varios minutos decenas de vecinos presionaron a las afueras de la casa para que el implicado se entregara a la policía, de no ser así aseguraban que lo iban a "linchar".

Mientras tanto el automóvil del accidente se encontraba a las afueras de la casa con un fuerte golpe en el panorámico.

Cuando el presunto conductor decidió salir de la casa y entregarse a los elementos de la SSP, quienes ya resguardaban el domicilio, los testigos aseguraron que no era el implicado verdadero, ya que éste presuntamente se encontraba alcoholizado, por lo que comenzaron a presionar.

Según información extraoficial, el menor fue ingresado a un hospital privado en estado grave.

Los vecinos de dicho fraccionamiento ya se organizan para hacer una colecta y apoyar a la familia del niño accidentado.