William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Aunque de manera paulatina, ya se llevan a cabo los trabajos de limpieza y desalojo de vagones de los terrenos de la ex estación de ferrocarriles de Mérida, espacio que fue entregado a fines del año pasado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) al Gobierno del Estado para realizar el “Proyecto del Gran Parque La Plancha”.

En un recorrido por el lugar, se constató que quedan toneladas de rieles amontonados, así como durmientes y unas 40 unidades, entre locomotoras, furgones y carrotanques en desuso.

En el lugar se encontraba un par de trabajadores que con sopletes cortaban en piezas manejables los vagones cilíndricos, los cuales quedaron en desuso luego de haber cumplido 40 años de vida útil.

Despejar toda el área y limpiarla llevará de dos a tres meses, y una vez realizado se proseguirá, como está programado, con los trabajos de acondicionamiento y rehabilitación de las ex bodegas, donde estarán los talleres y aulas de la escuela de artes.

“Lo más trabajoso es retirar todas las toneladas de chatarra, en cambio con las locomotoras y furgones será más sencillo, pues sólo requieren ser enganchadas y llevadas hasta Poxilá, Umán”, donde se ubica el Centro de Operaciones Ferroviarias (COF) en Yucatán, explicó uno de los trabajadores que cortaban los ejes de las ruedas del ferrocarril.

La propuesta vecinal pretende destinar las 25 hectáreas que conforman los terrenos de “La Plancha”, para construir el “Mini Central Park” yucateco, el cual, de acuerdo con la propuesta del anteproyecto, estará conformado por seis zonas.

Conoce el proyecto:  Así será el 'Central Park' yucateco 

Félix Rubio, representante vecinal del “Proyecto del Gran Parque La Plancha”, comentó que desde hace una semana trabajadores estatales comenzaron a retirar basura del área cercana a los andenes de la ex estación del ferrocarril, donde actualmente se encuentra la Escuela de Artes de Yucatán (ESAY).

Familia se niega a reconocer a mujer asesinada

A la vía de la muerte

Los vagones y locomotoras en desuso que están en el ex patio de maniobras de “La Plancha” quedarán en una zona del Centro de Operaciones Ferroviarias denominada “vía muerte”, la cual será un depósito de los carros en desuso.