Mérida, Yuc.- Los yucatecos que carecen de seguridad social pero no tienen otra opción médica más cercana que el IMSS, este año tendrán que pagar por una consulta de medicina familiar 733 pesos, y si acude con un especialista, hasta mil 853 pesos, es decir, los médicos de ese organismo gubernamental cobran honorarios más altos que los de hospitales privados de Mérida.

En el Diario Oficial de la Federación se publicó la tabla con los costos unitarios por nivel de atención médica para los no derechohabientes vigentes este año, la cual que cuenta con 80 servicios en los tres niveles de servicio.

Tipo de servicio IMSS Clínicas Privadas Consulta medicina familiar $733 $500 Atención urgencias $562 $700 a 800 Día de hospitalización   $7,757  $5,000 Consulta especialidad $1,853 $800 a $900 Atención urgencias (especialidad)  $2,639 $800 a $1,000 Día paciente terapia intensiva $35,400   $12,000

En el caso de las consultas de especialidad, los hospitales privados de la capital yucateca cobran honorarios que van de 700 a 900 pesos, mientras que para acceder a una consulta en el IMSS el no derechohabiente tendrá que pagar mil 853 pesos, sin considerar el grado de especialidad que requiera.

El reporte señala que en caso de requerir una consulta de medicina general, las personas deben pagar en el IMSS 733 pesos, cifra que supera la cantidad a pagar en uno de las hospitales privados de la ciudad, cuyos precios van de 400 a 500 pesos.

Consulta en farmacias 

Pero si esta cifra se compara con la cantidad a pagar en consultorios que se encuentran en las colonias y fraccionamientos la cifra se dispara hasta 10 veces más, debido a que en éstas por una consulta familiar los yucatecos pagan 60 pesos como máximo.

Como informamos el mes pasado, de acuerdo con datos de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), de 2011 hasta la fecha hubo un aumento del 130 por ciento en la instalación de consultorios anexos a farmacias.

En Mérida son tres las principales cadenas de farmacias que brindan servicios de orientación médica, cobran 40 pesos por esta atención y una la ofrece de manera gratuita.

Sin embargo, cada vez son más las farmacias que se instalan en colonias y fraccionamientos de la ciudad que cuentan con consultorio médico anexo. Incluso una cadena de supermercados brinda este servicio en algunas de sus sucursales fuera del centro de la capital yucateca.

En el caso de las tarifas del IMSS, la tabla de los costos unitarios por nivel de atención medica, revela que las cifras a pagar en caso de requerir servicios de urgencia sobrepasan los dos mil pesos, por el contrario en los hospitales privados por este concepto los yucatecos pagan alrededor de 800 pesos, sin considerar el grado de emergencia que condicione el hospital.

La tabla del IMSS muestra que la consulta de medicina familiar a los no derechohabientes aumentó 8.7 por ciento, respecto del costo de la cita en 2017, la variación más alta desde 2014. El precio tomó en consideración la inflación de 2017, que cerró en 6.77 por ciento. Sin embargo dicha tabla no toma en cuenta los requerimientos que necesita la persona para su atención en estos hospitales.