MÉRIDA, Yuc.- No solo es la influenza... La varicela continúa impactando de manera importante la salud pública de la entidad, pues a la fecha presenta un incremento de 30 por ciento en casos con respecto al año pasado, principalmente en niños. 

Hasta el 7 de julio se confirmaron en Yucatán 2 mil 655 casos de esta enfermedad, de los cuales mil 441 corresponden a varones y mil 214 a mujeres; en 2017, al mismo corte se reportaban 2 mil 40 contagios.

La cifra actual de casos está cerca de superar el total de casos registrados en 2017, que fue de 2 mil 885 (mil 523 hombres y mil 362 mujeres).

A pesar de que la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY) señaló que la enfermedad iría a la baja, continúa presentando un pico al alza, con un promedio de 100 casos por semana.

Personal del IMSS, sin recibir sus pagos extras por brote de influenza

La varicela es una infección viral contagiosa que causa erupción con manchas, ampollas y comezón. La enfermedad se contagia con gotas pequeñas cuando una persona infectada tose o estornuda y por el contacto físico con gente enferma u objetos contaminados. Esto explica por qué es normal que en los centros educativos, guarderías, colegios o en las familias se produzcan más contagios de varicela.

Los síntomas inician como un cuadro de infección de las vías respiratorias, fiebre, dolor muscular y las erupciones o granos en cara y cuerpo.

Prevención

Entre las medidas de prevención que recomienda la Secretaría de Salud para prevenir el contagio de la varicela se encuentran: lavarse las manos con agua y jabón o en su defecto, utilizar gel antibacterial; al toser o estornudar, cubrirse la boca con el ángulo interno del codo (estornudo de etiqueta); limpiar objetos de uso común en la casa, escuela y centros de trabajo; si alguien de la familia se infecta, desinfectar y lavar sus objetos personales.

La persona deberá evitar el contacto con personas sanas y quedarse en casa hasta que las lesiones cutáneas estén en fase de costra. Ante la sospecha de la enfermedad, deberá acudir al médico de inmediato y evitar la automedicación.