William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Dado que nos encontramos bajo los efectos del fenómeno de La Niña se esperaba que tuviéramos como en los últimos dos años, inviernos con “sabor a verano”, lo cual no ha ocurrido este mes, que se destacó por una presencia constante de frentes fríos, informó Juan Vázquez Montalvo, meteorólogo de la Universidad Autónoma de Yucatán.

El especialista pronosticó que para la segunda quincena de febrero, que es cuando concluye para la Península de Yucatán la parte más fuerte e intensa de la temporada invernal, los frentes fríos comenzarán a llegar más espaciosos, sin descartarse algunos intensos.

El frecuente arribo de frentes fríos y su consiguiente masa de aire gélido que los acompaña ha originado un “inusual invierno” para los yucatecos, que no están acostumbrados a descensos de temperatura tan prolongados, como ha ocurrido en esta época.

El Sistema de Pronóstico Climático de la NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos) reporta que por La Niña las previsiones indican para estos primeros tres meses temperaturas por arriba de lo normal en Yucatán, pero eso no quiere decir que no se tendrán días muy fríos.

“Actualmente nos encontramos en la parte más fuerte e intensa de la temporada invernal, la cual abarca desde fines de diciembre, todo enero y la primera quincena de febrero”, señaló Vázquez Montalvo, tras recordar que el invierno concluye el 21 de marzo.

También comentó que llama la atención que los frentes fríos iniciaron desde muy temprano, a finales de agosto, y seguirán llegando dado que la temporada invernal acaba hasta el 21 de marzo, pero de manera no tan frecuente como sucede ahora.

“Van a seguir llegando hasta mayo, pero la parte fuerte para la Península de Yucatán es de fines de diciembre hasta mediados de febrero”, precisó.

Dado que estamos bajo los efectos del fenómeno de La Niña, se esperaba que este invierno fuera similar al de 2016-2017 y al de 2015-2016, que fueron “con sabor a verano” porque dominaron los días calurosos, pero no sucedió así.

“Este invierno en particular, aunque estamos bajo los efectos del fenómeno de La Niña, ha sido lo contrario a los últimos dos. Prácticamente han predominado más los días fríos”, indicó.

Para los siguientes meses, indicó, se espera que una vez que pase la primera quincena de febrero, los frentes fríos comenzarían a llegar más espaciados.

Aún no termina enero y la venta de 14 de febrero ya empezó

Calor 

A fines de febrero comenzará la temporada de sequía y de incendios, que se prolongará hasta después de mayo, cuando comiencen las lluvias.

En estos lapsos podrían llegar algunos frentes fríos, incluso hasta uno intenso. “No esperamos que suceda como en enero cuando llegaron en forma consecutiva, ocasionando que las temperaturas bajas se mantengan por varios días, a lo cual no estamos acostumbrados”, dijo.

La NOAA también menciona en sus predicciones que las lluvias se mantendrán dentro del promedio para los próximos tres meses, aunque podría llover un poco más en el sur del estado.