SIPSE
PETO, Yucatán.- Con una profunda herida en la pantorrilla izquierda terminó el torero Jorge de Jesús Gleason, “El Glison”, cuando lidiaba el segundo astado en su presentación en la fiesta tradicional de Peto.

Tremendo susto se llevaron los aficionados a la llamada fiesta brava cuando por un descuido “El Glison” fue prendido por un toro de la ganadería “El Mirador”, provocándole una herida sangrante en la pantorrilla izquierda.

Tras el percance, salió a relucir la falta de ambulancia y paramédicos en este tipo de eventos, pues el afamado torero tuvo que ser atendido por sus amigos y trasladado en una patrulla de la municipal hasta el Centro de Salud.

Además, por la falta del material médico adecuado, “El Glison” fue trasladado a la capital, pues los médicos sólo pudieron estabilizarlo de una hemorragia provocada por la herida de ocho centímetros de diámetro y 20 de profundidad.

De esta manera Jorge de Jesús no pudo regresar al ruedo para concluir su faena con el segundo toro. Su estado de salud es estable, e incluso luego del susto él procedió a tomarse una foto con la herida.

Dos orejas en la tradicional corrida de rejones