José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- En lo transcurrido de 2018 se han confirmado 164 casos de sífilis en Yucatán (119 en hombres y 45 en mujeres), infección de transmisión sexual (ITS) que se da principalmente entre los jóvenes.

Esta cifra supera en 142% los casos que se presentaban el año pasado a la misma fecha de corte (21 de julio), que eran 68. Al concluir el año el acumulado fue de 188 contagios.

La infección se puede curar con  antibióticos indicados por un especialista

“La tendencia de inicio temprano de la vida sexual, entre los 12 y 15 años de edad, sumado a la falta de información para protegerse, ha hecho que se vea un incremento en los casos de sífilis, de hecho Yucatán por su número de habitantes y los casos que se registran está considerado como primer lugar en incidencia de sífilis”, advirtió el infectólogo del IMSS Isaí Lorenzo Bautista.

De acuerdo con Información del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud federal, Yucatán y Quintana Roo reportan las mayores tasas de incidencia de esta enfermedad, con 12.72 y15.93 infectados por cada 100 mil habitantes mayores de un año, muy por arriba del promedio nacional de 3.26 registros por cada 100 mil.

La sífilis es causada por la bacteria Treponema pallidum que generalmente se transmite por contacto sexual, aunque es posible que exista transmisión de madre a hijo durante el embarazo. En el presente año se han registrado en Yucatán cuatro casos de sífilis congénita.

El especialista del IMSS dijo que esta infección es capaz de atravesar la mucosa, alcanzar vasos linfáticos y sangre, y ocasionar una infección sistémica, inclusive antes de que aparezca una lesión primaria comúnmente llamada chancro.

En el hombre la región afectada es el pene y en la mujer están implicados los labios mayores, menores y el perineo. Esta lesión primaria puede situarse incluso en regiones extra genitales como dedos, lengua y paladar.

Tres etapas 

Este padecimiento se presenta en tres etapas. En la fase primaria es un periodo de incubación de aproximadamente tres semanas, en el que se presenta una lesión en el sitio donde la bacteria ingresó al cuerpo. Generalmente no causa dolor y es posible que no se detecte su presencia; desaparece de tres a seis semanas después.

En la fase secundaria se presentan erupciones en la piel o llagas. La erupción aparece en forma de puntos de color rojo o marrón en zonas como las palmas de las manos o la planta de los pies. Asimismo, otros síntomas en esta etapa son el dolor muscular, articular, de cabeza, de garganta, pérdida de peso y fatiga.

En la fase latente, los síntomas de la enfermedad desaparecen cuando no se ha recibido tratamiento, y finalmente, la fase avanzada se caracteriza por síntomas como parálisis, dificultad para realizar movimientos musculares, ceguera, entumecimiento y demencia.

Transmisión a bebés 

Las mujeres embarazadas con sífilis pueden transmitir la infección a sus bebés en gestación. Tener sífilis puede causar que su bebé nazca con bajo peso. También puede hacer que tenga mayor probabilidad de que nazca mucho antes o de tener un mortinato (un bebé que nace muerto).

Para proteger al bebé deberán hacerse la prueba de sífilis durante el embarazo y en el momento del parto, si el resultado es positivo debe recibir tratamiento de inmediato.