Redacción/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- El Ayuntamiento de Mérida puso en funcionamiento la primera etapa del edificio para criptas en el Panteón de Xoclán, que ahora ofrece dos mil 400 nuevos espacios para el depósito de cenizas y restos áridos, con lo cual se atenderá buena parte de la demanda de ese servicio en la ciudad.

La alcaldesa interina María Fritz Sierra entregó de manera simbólica la primera etapa del moderno inmueble que se construye en forma de cruz, donde se construirá una segunda fase para ofrecer cinco mil nuevas criptas con capacidad para cuatro urnas cada una.

La Presidenta Municipal subrayó que con esta obra se da seguimiento a las acciones emprendidas desde el inicio de la administración para atender los problemas de saturación en el cementerio de Xoclán, el cual, desde su apertura en 1982, únicamente contaba con 555 criptas que rápidamente se ocuparon debido a su gran demanda.

También te puede interesar: Yucatecos de prepa ya pueden tener beca sin 'asistir' a clase

En el evento se informó que el alcalde con licencia Mauricio Vila tomó cartas en el asunto y dispuso el año pasado la reducción del costo del servicio de cremación, que pasó de cinco mil a dos mil 500 pesos y a raíz de esta medida se ha registrado un incremento en este servicio.

Acompañada de los directores de Obras Públicas, Virgilio Crespo Méndez, y de Servicios Públicos, Luis Jorge Montalvo Duarte, María Fritz recorrió esta parte del edificio donde los nichos estarán divididos en tres secciones: 900 en la sección A, 750 en el ala B y 750 en el ala C. Crespo Méndez explicó que las dos mil 400 criptas representan cuatro veces más de las 555 que contaba el cementerio al inicio de sus operaciones.

Indicó que para construir dos mil 400 fosas se necesitarían ocupar más de 10 mil metros cuadrados. Agregó que cada cripta puede albergar hasta cuatro urnas con cenizas. A su vez, Montalvo Duarte recordó que cuando el edificio de las criptas esté listo en su totalidad será un espacio techado y tendrá forma de cruz. Indicó que el precio de cada cripta es de dos mil 500 y ya se vendieron 49 de las dos mil 400.

“Las criptas son a perpetuidad, es decir, que es un único pago para tener la propiedad”, abundó. Actualmente, una bóveda a perpetuidad tiene un precio aproximado de siete mil. Además del edificio de criptas, se construyen en el cementerio de Xoclán 400 nuevas fosas. Se calcula que en el espacio aún disponible en Xoclán se pueden construir tres mil fosas más. Se informó que la inversión en la construcción de esta primera etapa del edificio para criptas fue de $5.499,986 y en las fosas y andadores $1.919,425.