Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Rosalío M.H. fue sentenciado a 39 años de prisión como responsable de los delitos de pornografía infantil y abuso sexual, tras fotografiar, filmar y manosear a su hija menor de edad, en el fraccionamiento Brisas de San José, al sur de Mérida.

La resolución fue emitida por unanimidad por el Tribunal Segundo de Juicio Oral, integrado por los jueces María del Socorro Tamayo Aranda, Verónica de Jesús Burgos Pérez y Sergio Javier Marfil Gómez, quienes señalaron que las pruebas aportadas por los fiscales fueron suficientes para acreditar, más allá de toda duda, la responsabilizar del acusado en los delitos que se le imputan.

También te puede interesar: No pagan, agreden a cobrador y pese a proceso penal, están en libertad

La lectura y explicación de la sentencia se llevará en una audiencia programada para el próximo día 29.

El inculpado también deberá pagar una multa por 104 mil pesos y la reparación del daño por 40 mil pesos, además se le privó de la patria potestad de la menor.

De acuerdo con los datos que obran en la causa penal 28/2017, En los hechos que se investigan se señala que el día 1 de agosto de 2016, encontrándose en un predio del fraccionamiento Brisas de San José, el acusado por medio de la cámara fotográfica de su celular grabó a su hija – de 12 años- realizando actos de exhibicionismo corporal, ya que en las fotos aparece quitándose la ropa hasta quedar completamente desnuda y fijando área vaginal.
De la misma forma grabó actos lascivos en la persona de la menor, esas acciones las repitió en distintas veces, según la indagatoria. Las imágenes y videos señalados quedaron registrados de forma electrónica en la memoria SD contenida en el referido teléfono celular y fueron copiladas en el disco duro de una computadora personal.