Mérida, Yuc.- Hasta el momento, la Procuraduría General de la República (PGR) en el Estado ha decomisado más de 700 minicasinos o tragamonedas, tanto en Mérida como en diversos municipios, sin embargo, durante esos operativos no se detuvo a ninguna persona, debido a que estos aparatos se encontraban en la vía pública.

El procurador Juan Manuel León León explicó que este es un problema que se está atendiendo debido a que sigue proliferando no solo en la capital del Estado, sino que se ha tenido un repunte en diversas comunidades del interior.

Explicó que todos los decomisos que se han realizado han sido en la vía pública mediante denuncias “anónimas” debido que el proceder dentro de un local comercial, se tendría que llevar a cabo otro proceso jurídico.

También te puede interesar: Con letrero 'no me mates', meridanos buscan proteger árbol

“Los decomisos que se han realizado se han hecho de manera rápida debido a que todos las máquinas están en la calle, por lo que solo llegamos y retiramos todos los aparatos para posteriormente proceder a su destrucción.

Explicó que hasta el momento no ha habido ningún detenido debido a que se han hecho los aseguramientos en lugares como banquetas o parques, por lo que no se le acredita a una persona en particular los aparatos.

“Hasta el momento no se tiene ninguna persona bajo proceso a pesar de que se han retirado un importante número de mini casinos, sin embargo se están siguiendo líneas de investigación para dar con los responsables de su distribución”, indicó.

Dijo que es importante que la ciudadanía colabore para acabar con este problema por lo que informó sobre su línea telefónica 93016 30 para que se puedan hacer todas las denuncias necesarias para que se proceda al aseguramiento.