MÉRIDA, Yuc.- El juzgado Segundo de Control difirió la audiencia intermedia del caso del feminicidio que se sigue contra Eduardo E. R. C., por asesinar en junio pasado a su esposa en uno de los pasillos de Plaza Fiesta, debido a que la defensa solicitó que se le practiquen unos exámenes psiquiátricos para determinar su salud mental.

El argumento de los defensores es que Eduardo tiene un padecimiento que lo convierte en un sujeto agresivo, de modo que, según ellos no es responsable de sus actos.

El juez Luis Mugarte Guerrero accedió a la petición de la defensa y la audiencia intermedia se llevará a cabo el 7 de diciembre próximo, cuando los abogados del acusado tengan los resultados de las pruebas psiquiátricas de su cliente.

En la tarde del viernes 23 de junio pasado, Eduardo E. R.C., de 28 años, asesinó a su esposa Jessica Esmeralda, de 25 años, de una certera puñalada en el corazón, tras discutir en uno de los pasillos de Plaza Fiesta. El asesinato lo realizó ya que la mujer se negó a reanudar su relación debido a que estaban separados desde hace tiempo.

El ahora imputado fue detenido, en unos minutos, por testigos de los hechos y vigilantes de ese centro comercial para después ser entregado a agentes de la Secretaría de Seguridad Pública.