MÉRIDA, Yucatán.- Aunque la incidencia de robos a viviendas y comercios ha disminuido 14% en 2017, en este período se han registrado ocho atracos con violencia en Yucatán, tipo de delito que no ocurrió en 2016, de acuerdo con estadísticas de la Secretaría de Seguridad Pública.

Milenio Novedades dio a conocer ayer, que en el primer cuatrimestre de este año, el comercio formal reportó pérdidas por casi 147 millones de pesos debido a la problemática denominada “robo hormiga”, a pesar de que las tiendas han colocado equipos de vigilancia y contratado mayor personal.

En junio de 2016, en el marco de Escudo Yucatán, el Congreso del Estado aprobó reformas al Código Penal para elevar como delitos graves, el robo a casa habitación y comercios, esto ante el reclamo de la sociedad por la alta incidencia de ese ilícito.

También te puede interesar: Pensiones y divorcios, lo más movido en juicios

En esa ocasión, el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Marcos Celis Quintal, expresó que estas reformas elevan a la categoría de graves una serie de delitos, como son: robo a casa habitación y comercio, sin importar el monto del botín, lo que responde a una demanda social por la recurrencia de este ilícito.

Sin embargo, afirmó que elevarlo a delito grave, no significa prisión preventiva automática, lo cual sólo es para delitos establecidos en la Constitución, como el homicidio, la violación, el secuestro y la delincuencia organizada, de modo que en el caso de robo con violencia, el Ministerio Público deber argumentar los motivos por los que pide esa medida cautelar.

“La categoría de grave es para que el juzgador tenga argumentos en el momento de dictar la sentencia condenatoria y niegue los beneficios que la ley otorga para la conmutación de la pena corporal”.

La estrategia parece haber dado resultado, pues de enero a septiembre de 2017 se cometieron mil 288 robos a viviendas y comercios, mientras que en ese mismo lapso de 2016 la cifra fue de mil 436, es decir, en este año hubo una reducción de 14.8%.

Las estadísticas del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública indican que de enero a septiembre de este año se cometieron tres robos con violencia en casas habitación y cinco a comercios, mientras que en 2016 no se registró hecho de este tipo.

En lo que se refiere a los atracos sin violencia, en este período sucedieron mil 139 en casas habitación y 141 en negocios; mientras que en 2016 fueron mil 279 en viviendas y 157 en comercios.

Las estadísticas señalan que los meses de mayor incidencia en robos entre enero y septiembre de 2017, fueron enero y julio con 147 y 144 casos respectivamente, mientras que en 2016 fueron también fueron enero y julio con 174 y 158.