MÉRIDA, Yuc.- La Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida (Canacome) advirtió que, ante la falta de un sistema tributario sencillo, va en aumento el número de trabajadores informales en la entidad.

Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revelan que en la entidad existen por lo menos 500 mil personas que se dedican al comercio informal, es decir, seis de cada diez yucatecos.

La Canacome dijo que el comercio informal “frena” el crecimiento económico de la entidad, ya que al año por esta situación se perdieron cerca de 460 mil empleos.

Y es que, aunque el censo de la Subdirección Municipal de Mercados reporta la existencia de 400 informales en Mérida, Ángel Enrique Sánchez Dzul, presidente de la Unión de Baratilleros que los agrupan, aseguró que hasta el cierre de marzo pasado existían más de 950 comercios de ese tipo, dispersos en varios puntos de la ciudad.

Los dueños de este tipo de “empresas”, por llamarlas de alguna manera, no otorgan los beneficios de ley a sus trabajadores y estos a su vez deben usar los servicios públicos, sin estar afiliados a ellos, indicó la Canacome.

Por ello, el comercio organizado insiste en un sistema tributario sencillo para los contribuyentes pequeños y micros, debido a que actualmente el modelo de facturación es el mismo para este tipo de comercio que para el de grandes empresas, lo que pone en riesgo el cierre de estas, pero sobre todo que muchos emigren a la informalidad.

“Estamos tratando de impulsar y hacer entender al SAT que tienen que crear un sistema facturación sencillo, es muy difícil tener una carga tan complicada cuando tienes apenas un comercio pequeño y pocos empleados, además cumplir con las mismas condiciones fiscales que cumple una tienda departamental o un consorcio eso definitivamente no puede ser”, señaló, Michel Salum Francis, presidente de la agrupación.