Luis Fuente
MÉRIDA, Yuc.- El Juzgado Segundo de Control imputó el delito de difamación a un individuo, quien mediante su cuenta de Facebook, hizo comentarios sobre los tres denunciantes, quienes son sus familiares, dañando así el prestigió de los afectados entre sus conocidos.

Este es el tercer caso de difamación por las redes sociales que se ventila en los juzgados de control, el primero fue a mediados de 2017 cuando una tienda de ropa promovió una queja en contra de una mujer que hizo comentarios negativos en su cuenta de Facebook; la segunda en octubre de ese mismo año cuando una vecina del fraccionamiento Las Américas publicó un video en esa misma red social acusando a su vecina de "sinvergüenza" porque no quería devolverle el dinero del recibo de energía eléctrica que, por error, ella pagó.

En este tercer caso, se trató de un pleito entre familiares, quienes tienen un proceso judicial por una deuda desde hace nueve años, pero el afectado en ese asunto puso en su cuenta de Facebook comentarios en contra de los tres denunciados, mismos que "provocaron perjuicios en su honor y prestigio".

Por ello, J.A.P.M., J.A.P.M. y L.D.C..M.M. promovieron una acción particular directa en el Juzgado Segundo de control y acusaron a su familiar R.H.J.P.M. de difamación y perjuicios, ya que uno de los demandantes perdió un contrato de trabajo a consecuencia de los comentarios de su pariente en Facebook.

Se quita la vida en la misma casa donde su hijo se mató

El juez Luis Mugarte Guerrero imputó el delito de difamación al acusado y la audiencia para resolver su situación jurídica se llevará a cabo este viernes.

Sin embargo, el juez exhortó a las partes a llegar a una salida alternativa, a la que tanto los denunciantes como el acusado dijeron estar de acuerdo y entablarían pláticas para resolver el asunto, principalmente en lo que se refiere a la reparación del daño.