Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Luego de estar preso ocho meses en el Centro de Reinserción Social del Estado por estar acusado del delito de incumplimiento de las obligaciones de asistencia familiar por más de un millón de pesos, Julio José fue absuelto por el Tribunal Segundo de Juicio Oral.

El fallo fue por unanimidad por este Tribuna, lo que permitió que este individuo abandonara ayer mismo la prisión y recuperara su libertad y abandonara el penal meridano.

La resolución absolutoria se dio porque los fiscales no pudieron acreditar, más allá de toda duda razonable, la responsabilidad del acusado en los hechos que se le imputaban, sobre todo que los testigos de cargo no se presentaron, así como la defensa exhibió recibos del Fondo auxiliar del Poder Judicial en el que comprobó que hacía los pagos de la pensión alimenticia a favor de su hija menor de edad.

También te puede interesar: Conapesca repartirá $12 millones de apoyos entre pescadores yucatecos

La denuncia en su contra la presentó su ex pareja sentimental, María Guadalupe A. M., se programó para el próximo día 24 de noviembre la audiencia de vinculación a proceso.

En los hechos imputados se señala que la pareja vivió en unión libre por un año y 4 meses, de dicha relación procrearon una hija que actualmente cuenta con la edad de 11 años y tuvieron su domicilio conyugal en un predio de la colonia México, en la Privada del Sol.

Durante su relación le proporcionaba la suma de 6 mil pesos en forma mensual, pero en el año 2005, debido a los malos tratos, decidió salirse de la casa y desde esa fecha dejó de proporcionarle dinero para el sustento familiar.

Se indica que la agraviada no trabaja puesto que cursa la carrera de Licenciatura en Administración de Empresas y es su madre la que la ha estado apoyando a lo largo de estos años, por lo que decidió presentar la denuncia correspondiente en contra del padre de su hija por el delito de incumplimiento de las obligaciones de asistencia familiar.

Cabe señalar que en el año 2010, en el Juzgado Tercero de lo Familiar del Primer Departamento Judicial, se promovieron las diligencias de jurisdicción voluntaria y fue condenado al pago de 8 mil pesos de pensión alimenticia y al negarse a cumplir con esa sentencia, el 10 de abril del 2015 se presentó la denuncia penal.