Óscar Chan/SIPSE

Mérida, Yuc.- A pesar de que la Secretaría Estatal de Educación (Segey) señaló que las únicas cuotas que se cobran en las escuelas son las que acuerdan previamente los papás, la Asociación Estatal de Padres de Familia de Yucatán, A.C. (Aepaf) reportó que algunos tutores se han acercado para denunciar el cobro obligado de estos pagos que condicionan la inscripción de los alumnos.

Entrevistada sobre el tema, Paula Lira Moguel, presidenta de la Aepaf, indicó que a los papás se les ha recalcado que la educación es gratuita, por lo que no están obligados a pagar cuotas de inscripción ni mucho menos para el mantenimiento de las escuelas, pues eso es responsabilidad de la Segey.

“Si las mesas directivas están cobrando cuotas es responsabilidad de los directores de cada escuela que están permitiendo que se paguen en las inscripciones, pues se supone que es un trámite administrativo que nada tiene que ver con pagos obligados o cuotas”, aseveró.

Agregó que a pesar de que las autoridades del sector educativo han ratificado la gratuidad de la educación, es precisamente durante los días de las inscripciones cuando se cobran estas cuotas que se disfrazan como “voluntarias”.

“Independientemente de que los padres de familia se organicen para cobrar cuotas, eso no lo hace obligatorio. La madre o el padre de familia puede aportar la cantidad que determinen, no lo que se establecen en las asambleas”, acotó.

Lira Moguel manifestó que además de esas cuotas que se les piden a los padres en las inscripciones, durante el ciclo escolar se les exigen otras aportaciones en especie, como recursos para el mantenimiento de aulas, materiales de construcción y artículos de limpieza, entre otros, lo que afecta aún más la economía familiar.

“Lo del cobro de las cuotas es una vieja y mala costumbre que hay que erradicar, porque todavía se hace. La solución es que la Segey dé las indicaciones que prohíban estas prácticas y que de verdad se cumplan en las escuelas, porque muchas veces se dicen pero no se respetan”, apuntó.