MÉRIDA, Yuc.- Agobiado por la depresión que padecía, Bernardo G. N., de 61 años, se quitó la vida ahorcándose en el cuarto de servicio de su vivienda, ubicada en el fraccionamiento Vergel II.

Es el suicidio 110 en lo que va del año en Yucatán y el segundo en 24 horas, pues en la mañana del lunes pasado una mujer de 55 años de edad se quitó la vida en su casa en Residencial Pensiones.

Sobre este nuevo caso, se informó que los hechos fueron descubiertos en la mañana del martes por la viuda del ahora occiso, quien declaró al Ministerio Público que su cónyuge padecía de depresión profunda.

Relató que alrededor de las 9 de la noche del lunes cenó con su marido y luego fueron a dormir a la habitación de la segunda planta de la casa, pero al despertar ya no encontró a su pareja, hasta descubrirlo colgado en el cuarto de servicio.