MÉRIDA, Yuc.- Aunque la morosidad no es un problema que afecta las finanzas de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay), ya que el porcentaje de deudores es menor al 10 por ciento, el director general de la paraestatal Manuel Carrillo Esquivel invitó a los usuarios a regularizar su situación para evitar que el adeudo incremente, además de aprovechar los descuentos en multas y recargos de entre 30 y 50 por ciento, y “a veces más”.

Indicó que la paraestatal tiene un padrón de aproximadamente 351 mil usuarios en Mérida, lo cual significa que menos de 35 mil no están al día, y entre ellos hay varios con adeudos importantes, que se han acumulado debido a las fugas del líquido en sus viviendas por varios meses.

El funcionario también señaló que avanza el cambio de medidores en la entidad y fueron instalados 120 mil, faltan más de la mitad, pero depende de la coordinación con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), ya que los apoyos son federales.

Acusan de homicidio a chofer de grúa en edificio derrumbado

Indicó que tienen un trato con el proveedor para cambiar los medidores de bronce por otros de plástico.

Invitaciones

Sobre el tema de los pagos, el funcionario estatal comentó que en este tema dan descuentos del 30 al 50 por ciento, y a veces más en el pago que tienen pendientes los usuarios generados por dicho problema, con la finalidad de que se pongan al día, “se les apoya reduciendo los recargos, cargos por morosidad o reconexiones”.

Aseguró que incluso envían cartas personalizadas para invitarlos a ponerse al corriente y para indicarles que existen este tipo de descuentos con los que pueden resolver el problema y regularizar su situación ante la paraestatal.