MÉRIDA, Yuc.- Antes de que finalice el mes de junio el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) recibirá del Gobierno del Estado, 35 millones de pesos, que se ejercerán en cinco zonas arqueológicas en las que figuran “Chichén Viejo”, Uxmal y el nuevo sitio Kulubá.

El delegado del INAH en Yucatán informó que los recursos deberá ser ejercidos en el segundo semestre del año.

Explicó que en estos momentos se trabaja en el mapeo, diagnóstico y solicitud de recursos para diversificarlos y destinarlos a las cinco zonas que se piensan trabajar este año, como Chichén Itzá, Dzibilchaltún, Izamal, Uxmal y Kulubá.

“En Yucatán se trabaja en apertura de lugares al público. Kulubá es de las más nuevas que será de gran importancia para el nororiente de Yucatán, que se suman a las restantes zonas arqueológicas y lo fundamental es que está colocada en una posición estratégica muy próxima a Quintana Roo y al norte de Yucatán.