Luis Fuente/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Un sujeto aprovechó que un autobús de la ruta metropolitano estaba a “reventar” de pasajeros, para manosear a una adolescente, pero la jovencita se defendió y pidió ayuda al chofer, lo que permitió que este agresor sexual fuera detenido.

Este individuo es Armín N, quien al ser presentado ante la juez segundo de control de Mérida, Ileana Domínguez Zapata, se le imputó el delito de abuso sexual, previsto y sancionado el numeral 309 del código punitivo de la materia en vigor.

Como medida cautelar se le colocó un localizador electrónico, se le prohibió acercarse a la víctima o salir del estado.

También te puede interesar: Chocan autobús y camioneta en el centro de Mérida

En la audiencia realizada en el Centro de Justicia Oral de Mérida, el acusado se reservó el derecho de rendir su declaración sobre los hechos que se le imputan.

La juez Domínguez Zapata fijó para este jueves la celebración de la audiencia en la que resolverá la situación jurídica del detenido.

Los hechos sucedieron el fin de semana pasado, cuando el ahora imputado a bordo de un autobús de la ruta metropolitano, que transitando sobre la avenida Fidel Velázquez, tocó lascivamente entre sus glúteos con uno de sus dedos de la mano derecha, a la menor de identidad reservada S.G.P.U., además de que introdujo su mano por debajo de la falda de la adolescente.

La menor pidió ayuda al chofer y otros pasajeros, quienes detuvieron al agresor sexual y luego lo entregaron a agentes de la Secretaría de Seguridad Pública.