Redacción/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Después de años de vivir en el mundo del silencio, jóvenes y adultos mayores de 10 municipios del Estado tendrán la oportunidad de escuchar de nuevo la voz de sus padres, hijos y amigos, tras la entrega de auxiliares auditivos, por parte del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Yucatán. 

Aseguraron que esto es parte del compromiso de la dependencia por continuar trabajando a favor de los sectores más vulnerables de la sociedad. 

Wilson de Jesús Canché Poot, de 29 años de edad, volverá a escuchar el sonido del mar, la voz de sus padres y de sus amigas, gracias a una conocida que le incitó a tramitar su audífono en el DIF.

También te puede interesar: Personal del IMSS, sin recibir sus pagos extras por brote de influenza

La titular de la dependencia entregó 59 aparatos a 32 beneficiados.

“El aparato ayuda mucho pues no te quedas con la duda de lo que pasa a tu alrededor, se escucha con claridad todo y es mucho mejor para entender las clases. Yo pasé al segundo año de prepa y espero mejorar mis calificaciones y terminarla pronto para poder trabajar más adelante”, dijo Wilson emocionado con su auditivo.

Del municipio de Tizimín, Lidia Alcocer Martín se dedica al cuidado de niños en edad preescolar y para desempeñarse necesita su aparato, ya que presenta una sordera profunda, sin embargo ahora con el auricular deja el silencio atrás y puede realizar una vida normal.

“Para mi trabajo es importante usar el auxiliar auditivo, puedo escuchar a mis compañeros o cuando me llaman los niños o necesitan algo. Estoy muy agradecida por la atención brindada pues el doctor Hugo nos capacitó para el uso correcto y el mantenimiento, y el apoyo fue muy rápido, gracias a ustedes podré seguir desempeñando mi trabajo”, contó Lidia.

Previo a la entrega, los beneficiarios tuvieron una plática educativa con el audio-protesista Hugo Olvera Herrera, quien les instruyó sobre el correcto uso de los aparatos a fin de evitar problemas de higiene y brindarles mayor comodidad.

En esta ocasión recibieron auxiliares personas de 21 hasta 86 años de edad provenientes de Mérida, Umán, Tekit, Tizimín, Kanasín, Valladolid, Opichén, Cuncunul, Hunucmá y Acanceh.