Francisco Puerto/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Un diligenciero apenas estaba bajando de su motocicleta para hacer una entrega en una empresa de reparación de embarcaciones marinas, cerca de la comisaría de Xcanatún, cuando se desplomó, víctima de un infarto fulminante al corazón.

El suceso se registró este viernes por la tarde, cuando una persona al que se le conocía nada más con el nombre de Manuel y que contaba con alrededor de 60 años, llegó a bordo de su motocicleta a la empresa “Maremotors”, situada en el kilómetro 12 de la carretera Mérida-Progreso.

Este señor venía de Mérida y al bajarse de su moto se desplomó ante la mirada atónita de los empleados de la compañía.

Enseguida se dio parte a las autoridades, llegando al lugar unos paramédicos de la Secretaría de Seguridad Pública que no pudieron hacer gran cosa, pues el diligenciero ya había muerto. El cadáver permaneció un rato tendido en ese lugar, hasta que llegó personal del Semefo.