MÉRIDA, Yuc.- Amenazas, postulación de candidaturas en distritos “perdidos” y bloqueos para impedir registros son algunos de los problemas que las mujeres de Yucatán enfrentan en los partidos políticos para hacer valer las nuevas reglas en materia de paridad de género para el acceso a cargos de elección popular, dijo ayer la directora de Vinculación con la Sociedad del PAN, Elizabeth Fuente López.

“En el caso de la legislación vigente en la que el 50 por ciento de las candidaturas deberán ser para las mujeres pienso que lejos de ayudarnos a abrir espacios ha servido a los partidos para enviarnos a distritos perdedores o relleno”, dijo.

“Falta demasiado por hacer para que las mujeres puedan competir de manera justa y equitativa con los hombres por puestos de poder, si bien la legislación es un paso adelante, habría que ser muy específico en cómo debería de aplicarse para poder lograr de verdad la paridad”, indicó.

Apenas este viernes, Mariana Cruz Pool, con una militancia de 20 años en el PAN, denunció que fue presionada y amenazada por dirigentes panistas para declinar su precandidatura a la alcaldía de Motul a favor de Luis Maldonado Casanova, quien incluso pertenece al partido Nueva Alianza, dado que éste va en coalición con el blanquiazul.

Agregó que por lo anterior interpuso una queja ante la “Comisión de atención contra la violencia política contra las mujeres militantes y simpatizantes” del Comité Ejecutivo Nacional del PAN para que tome el caso y resuelva. Asimismo, expuso que su caso es de los primeros que se promueve en el país en materia de violación de los derechos políticos de las mujeres.