Óscar Chan/SIPSE

Mérida, Yuc.- En los últimos 18 años, la Ingeniería Tisular en el Estado ha tenido grandes avances, en particular en el área de Medicina Clínica, donde los investigadores han desarrollado andamios para huesos, piel y uretras, lo que demuestra que en unos años el mercado podrá ser mayor para los médicos, químicos, biólogos y cirujanos.

Fernando Hernández Sánchez, investigador de la Unidad de Materiales del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), explicó a MILENIO NOVEDADES que los trabajos en torno a la creación de andamios tisulares, que son fragmentos de célula que pueden servir para sustituir un hueso u órgano, han tenido un importante avance, pues cada vez más personas se interesan por invertir en esta industria médica.

“Nosotros diseñamos los andamios y en general lo hacemos en función de lo que nos piden los biólogos o médicos que van a trasplantar el nuevo tejido, hemos avanzado en el Estado en este tema y creo que en un futuro no muy lejano incluso se podría llegar a vender andamios en las farmacias”, acotó.

En entrevista, el investigador comentó que hasta hace algún tiempo los andamios que se fabricaban en el CICY tenían que mandarse a laboratorios especializados en esta área, específicamente a San Luis Potosí o al extranjero, en España, Estados Unidos y Canadá.

No obstante, recalcó que actualmente y gracias a la incorporación de investigadores expertos en células, el Centro de Investigación ya cuenta con su propio laboratorio, lo que incluso ha facilitado el desarrollo de más proyectos en el ramo.

“Aquí en Yucatán hasta la fecha hemos trabajado en hueso y en piel, se ha laborado en el sistema periférico, en uretras y tenemos lazos con las facultades de Veterinaria y de Odontología, con el Hospital O’Horán, donde se ha trabajado con personas que han sufrido quemaduras de segundo grado”, añadió.

Hernández Sánchez calculó que desde que se inició la investigación con la ingeniería de biomateriales se han desarrollado poco más de 30 proyectos sobre la construcción de andamios tisulares en el CICY.

Destacó que con el paso de los años, estas investigaciones que llevan a un producto final podrán satisfacer el mercado de la medicina clínica, en diversos factores, tales como el trasplante de órganos, la adaptación de huesos y el trasplante de piel en caso de quemaduras.