MÉRIDA, Yuc.- Una discusión familiar en Progreso terminó en trifulca a golpes y machetazos, con saldo de una persona lesionada y un detenido, luego de la pronta intervención de la Policía Municipal y estatal para detener el zafarrancho.

Los hechos ocurrieron en la calle 37 entre 124 y 126 del puerto en donde, de acuerdo con datos recabados en el sitio, una familia se encontraba disfrutando del domingo ingiriendo bebidas alcohólicas desde poco antes del mediodía.

Luego, alrededor de las 16:30 horas, inició una discusión que comenzó a subir de tono y en determinado momento llegaron a las agresiones físicas luego de que uno de los grupos involucrados sacó a relucir machetes.

Al calor del enfrentamiento, uno de los rijosos lanzó un golpe con una de las armas blancas, alcanzando a herir a otro a la altura del brazo derecho, lo que le provocó una herida que comenzó a sangrar profusamente. El agresor se dio a la fuga al ver la llegada de los elementos policiacos.

El atacante fue llevado detenido a las oficinas de la Policía Municipal, hasta determinar su situación jurídica, mientras que el afectado fue atendido por paramédicos de la SSP y trasladado al hospital CMA para su atención médica, sin que se reporte algún daño severo por la lesión.