Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Siguen imparables los suicidios en Yucatán, apenas este domingo se dieron dos casos, uno en Mérida y otro en el sur del estado, de modo que la cifra ya llega a los 90 casos de muertes autoinfligidas en la entidad, en lo que va de 2018.

De acuerdo con la Unidad de Salud Mental de la Secretaría de Salud Estatal, la depresión es el detonador para que las personas atenten contra su vida y las principales causas son los problemas económicos, pleitos de parejas y en tercer lugar enfermedades terminales y adicciones.

El domingo hubo dos suicidios más; uno de ellos se trató de la mujer de nombre Rosa Margarita, quien se ahorcó en su domicilio, ubicado en la calle 22 entre 29 y 31 de la comisaría meridana de Caucel.

También te puede interesar: Estatales y federales buscan resolver temas de seguridad

La occisa fue identificada por su viudo José Fernando, de 34 años, quien declaró al Ministerio Público que en la tarde del sábado se dedicaron a ingerir bebidas embriagantes y la última ocasión que la vio con vida fue poco después de las 19 horas.

Añadió que él decidió salir del inmueble, debido que discutió muy fuerte con su esposa, y cuando regresó en los primeros minutos del domingo halló a su mujer ahorcada, la descolgó y solicitó ayuda al número de emergencias 911.

Minutos después llegó una ambulancia, los paramédicos confirmaron que la mujer había muerto.

La autopsia realizada por el Servicio Médico Forense confirmó que la causa de la muerte fue asfixia por suspensión.

En otro caso sucedió en Xcalacop, comisaría de Tzucacab, en el que Mario N., se quitó la vida mediante el ahorcamiento en la madrugada del domingo.

El suicida fue identificado por su viuda, quien dijo a las autoridades que desconocía los motivos por el que su cónyuge decidió terminar con su vida.

Señaló que en la noche del sábado se fueron a dormir, pero ya en la madrugada del domingo despertó y al no ver a su esposo decidió buscarlo y lo encontró ahorcado con una cuerda atada a un hamaquero.