A. Escamilla y L. Fuente/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Hace una semana Nicasio Acosta Novelo, de 88 años de edad, se cayó en su casa de la colonia Melitón Salazar y resultó con lesiones diversas, y ayer por la mañana se cayó de nueva cuenta, pero para no levantarse nunca más, porque se golpeó la cabeza y eso le provocó la muerte.

Nicasio vivía solo en una casa de la calle 105 entre 64-J y 64-K de la Melitón Salazar. Ya estaba muy anciano y por eso un señor lo ayudaba todos los días temprano y le llevaba su desayuno. Este jueves por la mañana, esta buena persona llegó con la comida del día, llamó a Nicasio, pero éste no respondió, de modo que entró a la casa y encontró al viejito tirado en el piso en un charco de sangre.

Asustado, salió a la calle y avisó a los vecinos, que a su vez alertaron a la Policía y a los parientes de Nicasio Acosta, llegando su nieta, así como elementos de la SSP que acordonaron la zona en espera de la llegada del Servicio Médico Forense, que confirmó que la muerte fue por un accidente.

Mientras, Luego de una parranda en la tarde del miércoles, Jorge Gómez, de 72 años de edad, fue hallado muerto en la mañana de ayer por una vecina que fue a ver al anciano, ya que lo había visto llegar totalmente ebrio la noche anterior.

La autopsia realizada por el Semefo determinó que la causa de la fuerte fue traumatismo craneoencefálico secundario a una caída.

El septuagenario llegó ebrio a su casa en la calle 92-B entre 29D y 31 del fraccionamiento Terranova de Ciudad Caucel, y se cayó, golpeándose fatalmente el cráneo.

Muerto en Caucel. (SIPSE)