MÉRIDA, Yuc.- Hace dos semanas Yucatán asistió al Nacional de Futbol Sub-12, en Michoacán, en el cual la selección peninsular se quedó en la segunda ronda, aunque lo más importante de ese viaje fue que dos jugadores llamaron la atención de un buscador de las Águilas del América y ambos fueron invitados a realizar pruebas, durante una semana en la Ciudad de México.

Ellos son Alejandro Cárdenas Alonso y Máximo Torres Sauri, quienes además de ser amigos son hijos de dos personajes importantes dentro del balompié infantil local.

Alejandro, quien se desempeña como centro delantero con el Colegio Montejo, en la Liga Marcelino Champagnat, es hijo del ex entrenador de los Venados del CUM del mismo nombre, y nieto de Antonio Cárdenas Trejo, quien fuera uno de los directivos más queridos en el mundo del deporte local, y ahora es candidato para ingresar al Salón de la Fama del Deporte Yucateco.

Por su parte, Máximo juega como volante por la izquierda con la Modelo, en la Liga “Juan N. Cuevas” y es hijo de Gerardo “Tato” Torres, quien jugó durante muchos años en el futbol de Primera División con el Atlas de Guadalajara, e incluso fue seleccionado nacional en categorías menores.

Ambos futbolistas tienen 11 años y deben presentarse el próximo 17 de junio en las instalaciones de las Águilas, en Coapa en la Ciudad de México, para una semana que tendrán en sus cortas carreras deportivas.