Mérida, Yuc.- El precio de las autopartes tampoco ha permanecido ajena a la ola de aumentos y en comparación con el inicio de año, ya que registran incremento de un 10 por ciento, por lo que en algunos casos, los meridanos prefieren adquirir piezas de dudosa procedencia a precios más bajos, indicó Carlos Mendoza Cárdenas, presidente de la Asociación de Técnicos Automotrices.

En Mérida en promedio, entre autoboutiques, tiendas de autopartes, refaccionarias y talleres con almacén suman 250 establecimientos, pero ante el panorama del mercado chino, cada año en promedio dos comercios se ven obligados a cerrar.

Indicó que en muchas ocasiones, adquirir piezas chinas puede resultar contraproducente, ya que el consumo de gasolina podría ser mayor. “En algunos casos los precios se dispararon 50 por ciento”, explicó.

Mendoza Cárdenas resaltó que es indispensable buscar una solución entre los clientes y los talleres mecánicos, porque de continuar así se utilizarán piezas baratas que son menos eficientes para los vehículos.

“Si se usan las piezas de mala calidad, desencadenarían en fallos de grandes magnitudes que a su vez resulten más costosas para el cliente”, dijo.