El registro y la documentación son dos de las actividades cotidianas que realizamos durante el ejercicio de la arqueología. Esta labor que ha sido importante para la especialidad inicialmente se realizó con el uso del daguerrotipo, de donde surgieron las valiosas litografías que fueron elaboradas por Frederick  Catherwood, mediante las cuales dio a conocer detalles de los monumentos de nuestra cultura maya.

Con el paso de los años la invención de la cámara fotográfica permitió el registro gráfico más fiel de los edificios, lo que hasta hoy ha sido un referente importante para comparar la situación original del estado de conservación de edificios y ciudades mayas.  Otro método de registro fueron los dibujos, con los que se hicieron excelentes reconstrucciones y se plasmaron fielmente detalles, como los elaborados por Tatiana Proskouriakoff, Adela Bretón y Miguel Ángel Fernández.

Las herramientas más precisas para el registro del patrimonio fueron el teodolito, la plancheta y la estación total con láser que hace más eficiente el trabajo.

Posteriormente se inventaron aparatos más sofisticados que implican un mayor costo, como la imagen aérea, las imágenes de satélite y el lidar, que ha detonado el registro de ciudades antiguas por medio de la detección por luz a distancia y cuyo uso hoy tiene un alto costo económico.

El registro es por medio del escáner 3D, que es un aparato que funciona por medio de un láser emitido por el equipo, cuyo rebote es registrado, lo que genera una nube de puntos con una precisión milimétrica y con resultados fiables, ajustados a la realidad, que permite identificar distintas patologías que pueden afectar al monumento, como problemas estructurales, deformaciones, etc. El registro a detalle y su procesamiento es un archivo imprescindible para presentar la forma, el volumen y el tamaño del monumento documentado en un determinado momento de la vida del mismo.

Un convenio de colaboración científica entre el INAH, la Universidad de Valencia y la Universidad Politecnica de Valencia, España, permitió que durante dos semanas se hiciera el registro 3D del Palacio del Gobernador de Uxmal, labor que estuvo a cargo de la Dra. Cristina Vidal Lorenzo, el Dr. Gaspar Muños Cosme, Mtro. José Huchim Herrera, directores del proyecto, y arquitectos de la Universidad Politecnica de Valencia: Rosana Martínez Vanaclocha, Sara Portela Valls, Slvia Puerto Aboy y Ricardo Montuori.