El Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), a veintiún años de su creación, en este día, deja por resultados los siguientes, con cifras al cierre de mayo del año en curso.

El ahorro acumulado por los trabajadores que cotizan tanto al IMSS como al Issste, administrado por las afore, asciende a la cantidad de 3.3 billones de pesos; de ellos, 1.2 billones de pesos se han generado únicamente por plusvalías.

El ahorro total acumulado equivale al 14.84% del Producto Interno Bruto.

Los recursos administrados por las siefore representan el 25.30% del ahorro interno, superado únicamente por lo ahorrado en el sistema bancario. 

Históricamente, el SAR ha otorgado un rendimiento nominal del 11.31%, al que aún no se le han descontado los efectos de la inflación.

El 69.12% de los recursos captados por el SAR están invertidos en instrumentos de renta fija, gubernamental y corporativo.

El 48.62% del ahorro acumulado está invertido en valores gubernamentales.

A tasa fija y en valores gubernamentales, se invierte el 28.7% del ahorro total administrado por las afore.

De lo invertido por las afore en valores gubernamentales, el 51.95% de los recursos están colocados a tasa real, es decir, generan rendimientos superiores a la tasa de inflación.

El régimen de inversión autorizado para las siefore les permite invertir en valores extranjeros hasta el 20% de su cartera; sin embargo, la inversión en este rubro asciende hoy día al 13.94% solamente.

Se han destinado recursos para ser invertidos en el sector de energía del orden de los 115,820 millones de pesos; en infraestructura nacional, 408,286 millones de pesos; en instrumentos de renta variable se han colocado 775,742 millones de pesos.

En instrumentos estructurados, las afore han invertido 313,590 millones de pesos; la inversión en fideicomisos de infraestructura en bienes raíces asciende a la cantidad de 90,395 millones de pesos; en certificados de capital de desarrollo y en certificados de proyectos de inversión, la cantidad de 175,745 millones de pesos, y en ofertas públicas iniciales, la cantidad de 41,285 millones de pesos.

Si bien es cierto que el SAR es uno de los dos más grandes puntales del ahorro interno, del fortalecimiento económico y generación de riqueza interna, también es cierto que al factor generador de toda esta riqueza interna, los trabajadores cotizantes al IMSS y al Issste, lo más que se le puede garantizar hoy día, como ingreso por pensión, llegada la edad de su retiro, es de apenas el equivalente a un salario mínimo mensual.

En las circunstancias comentadas en el párrafo anterior, ¿habrá mucho que festejar este 1 de julio de 2018, hablando del Sistema de Ahorro para el Retiro?

En nuestra opinión, no; ¿cuál es la de usted?