Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Cerca estuvo de sufrir lesiones severas en la mano un empleado de una empresa de charritos que sin querer metió dicha parte de su cuerpo en una máquina.

Los hechos se registraron en la empresa “Botanas Crujimax", ubicada en la calle 63 entre 48 y 50 del Centro de Mérida, cuando el joven Luis Angel B. B., de 20 años de edad, trabajaba como todos los días, pero en un descuido metió la mano derecha en una máquina, lo que terminó lesionándolo.

Inmediatamente dio aviso a sus compañeros y la empresa pidió los servicios de emergencia. Al lugar llegaron de inmediato paramédicos de la Policía de Mérida, lo mismo que socorristas de la SSP, que se llevaron al lesionado a la T-1 del IMSS para evaluar las lesiones, las cuales aparentemente no fueron de gravedad.

Incluso el joven salió por propio pie de las instalaciones de la empresa.