Patricia Itzá/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- La entidad cuenta con una de las tres mejores empresas exportadoras de pisos de madera de América Latina, la cual exporta el 90 por ciento de su producción, principalmente a Estados Unidos y Canadá, mientras que el restante 10 por ciento se distribuye en el mercado nacional, informó la Asociación de Maquiladoras de Exportación de Yucatán (Index).

El representante de esta asociación, Luis Felipe López Alonso, dijo que esta compañía es un ejemplo del grado de diversificación que ha alcanzado el sector exportador en la entidad, pues a las manufactureras de ropa y joyería también se suman empresas que elaboran otro tipo de productos.

Señaló que con apenas 10 años de operaciones, la empresa yucateca Mattera se ha consolidado como una de las compañías exportadoras más importantes de pisos de madera no solo del Estado sino de México y América Latina, y a mediano plazo proyecta llegar a nuevos mercados internacionales.

“Fabricamos duelas que se usan para el recubrimiento de pisos, paredes y techos, tanto en interiores como exteriores; el objetivo es ser un modelo y referente en el sector, por lo que proyectamos llegar a nuevos mercados internacionales en Centro y Sudamérica, así como también que crezca nuestra participación en las regiones sur y centro de Estados Unidos”, precisó, Raúl Bisogno Peniche, director general de la empresa.

Dijo que las metas para los próximos meses, con la demanda que registran, es aumentar su capacidad de producción en 45 por ciento y desarrollar al menos dos nuevas líneas de producto para el 2019.

Anualmente, la empresa exporta 225 mil metros cuadrados de duelas, lo que equivaldría a forrar con pisos de madera poco más de 30 veces la cancha del Estadio Azteca. Sus principales clientes son empresas que distribuyen el producto para su instalación en todo tipo de edificios, como museos, tiendas departamentales, hoteles y salas de conciertos.

Algunos de los sitios donde se ha instalado el producto hecho en Yucatán están tiendas departamentales y quioscos de cafeterías en el sureste de Estados Unidos, así como en el Palacio de la Música, el Museo del Mundo Maya y el Hotel Ritz Carlton en Cancún.