MÉRIDA, Yuc.- Empresarios del sector gasolinero expresaron que el mercado para la instalación de estaciones de servicio está saturado, sobre todo en la capital yucateca, a raíz de los permisos que se otorgan cada mes para abrir negocios de ese giro.

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) es la instancia encargada de regular el mercado de los energéticos. Durante este año, este organismo ha otorgado al menos cinco permisos para la instalación de nuevas gasolineras.

En 2017 en la capital yucateca se instalaron 265 estaciones de servicio, 46 más de las que se pusieron en operación en 2014.

“Instalar mayor número de estaciones ha ocasionado que el mercado se sature en la ciudad. Al haber más hay oferta para los clientes pero para los permisionarios se traduce en pérdidas”, aseguraron integrantes del sector perteneciente a la Cámara Nacional de Comercio Servicios y Turismo de Yucatán.

Resaltaron que abrir una estación es un proceso sencillo, después de cubrir ciertos requisitos, además de que los tiempos para su puesta en marcha varían de tres a seis meses, en promedio, aunque en algunos casos toma hasta dos años.

Detectan irregularidades en precios del gas LP en Yucatán

Con el otorgamiento de más permisos y la entrada de nuevas marcas la competencia del mercado beneficiará a los consumidores, ya que se ofrecerán en teoría mejores precios, a diferencia del modelo anterior, cuando existía un monopolio de Pemex.