MÉRIDA, Yuc.- La caída del peso frente al dólar, la liberación del precio de las gasolinas y la elevada inflación hacen que este 2018 sea de incertidumbre económica para el sector empresarial de Yucatán y del país, aseveró el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Campos Achach.

“Vamos a empezar 2018 como lo iniciamos este año que está por terminar: con mucha incertidumbre, eso es preocupante porque tenemos amenazas constante de alza en el precio de la gasolina y la elevada inflación que tampoco deja de crecer”, aseveró.

A la primera quincena de diciembre la inflación se mantuvo en casi 7 por ciento, lo que originó el alza en productos de la canasta básica, los insumos en general y el precio de los servicios, como el transporte.

El dirigente empresarial señaló que la perspectiva del primer trimestre del 2018 “es de mucha incertidumbre” debido a la liberación de los precios de la gasolina y la devaluación del peso.
Aseveró que la inflación continua hacia arriba y este mes fue una de las más altas registradas en el año.

“Estamos terminando con una inflación bastante alta -6.6 por ciento-, creo que todos los yucatecos lo hemos sentido en la tarifa de electricidad, la misma gasolina y algunos otros servicios”, indicó.

Campos Achach aseveró que los factores externos que afectarán la cotización de los combustibles tendrán que ver la especulación del mercado internacional y la presión que ejerza el tipo de cambio de la moneda mexicana frente a la norteamericana.

“No sabemos cómo se van a comportar los precios, al inicio de estos cambios no ha afectado y esperemos que se mantengan esas tarifas”, precisó el líder empresarial.