MÉRIDA, Yuc.- La ubicación geográfica de Yucatán permitirá que las empresas gasolineras puedan acceder al combustible que se refina en la costa sur de Estados Unidos casi de manera inmediata cuando se abra la importación del producto a partir del segundo semestre del próximo año, adelantó la Confederación de Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco).

El presidente de la Comisión de Energía de la Concanaco, José Manuel López Campos, señaló que el próximo año eso significará ventajas para los empresarios del ramo en la entidad.

“La ubicación geográfica de Yucatán permitirá a las empresas gasolineras comprar el producto en la región costera de Estados Unidos, donde hay más de 60 refinerías en Texas, Luisiana y Florida”, detalló.

Precisó que gran parte de la gasolina que se consume en la zona del Golfo de México y la Península de Yucatán proviene de la refinería en la que Pemex es socio y se ubica en Texas, por lo que la importación de gasolina no es nuevo para el país.

“Lo cambia ahora con la entrada en vigor de la reforma energética es que la importación la realizarán directamente los empresarios gasolineros y no a través de la paraestatal”, precisó.

El también ex dirigente de la Canacome adelantó que algunos consorcios gasolineros preparan la infraestructura para almacenar y transportar el combustible dentro del país, lo que les permitirá tener mejores precios durante el trascurso del año entrante.

“El precio diferenciado de las gasolinas será en función de lo que les cueste a los empresarios adquirirlos en las refinerías extranjeras, su almacenamiento en el país y sus sistema de traslado y distribución a los centros de servicio”, señaló.