Candelario Robles/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- De no modificarse la fórmula del tabulador de facturación empresarial que emplea la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en Yucatán 758 empresas de los ramos comercios, hotelería, textiles e industrias están en riesgo de ser impactadas en su competitividad y crecimiento en el primer trimestre del año, además de que 97 mil micros y pequeñas unidades económicas resentirán el impacto en la segunda mitad del año, advirtió la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco).

El representante de la Concanaco ante la comisión de energía del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) nacional, José Manuel López Campos, aseveró que ante la aplicación de la nueva fórmula muchas medianas y pequeñas empresas recibieron cobros elevados con aumentos de hasta 300%.

También te puede interesar: Millonaria modernización de ruta ferroviaria Coatzacoalcos-Valladolid

“Esta fórmula aplicada por la CFE inhibe la competitividad de las empresas”, dice Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco).

“Esta fórmula aplicada por la CFE inhibe la competitividad de las empresas, ya que son cobros muy elevados para los empresarios que están en la modalidad de consumo de alta y media tensión en el suministro de energía eléctrica”, apuntó. El dirigente empresarial aseveró que la nueva fórmula de facturación toma como referencia para el cobro del servicio el consumo más alto de una empresa, lo cual representa una sería dificultad para las unidades de producción, pues no todo el año tienen el mismo comportamiento o suministro de energía eléctrica.

Añadió que empresas, como las hoteleras que tienen marcados los consumos estacionales, enfrentan dificultades con la fórmula, puesto que medirían los picos más altos en el año que serían los de alta demanda como el verano o diciembre, pero que en meses como enero o febrero bajan, pero aun así la metodología les estaría cobrando los picos elevados de consumo.

“Las empresas tienen períodos de mayor demanda, pero hay meses en que baja la producción, por lo que no es justo que la CFE utilice como parámetro el mes más alto de consumo, pues eso hace que las empresas tengan que pagar un consumo que no tuvieron realmente”, señaló.

López Campos explicó que los nuevos cobros altos no son porque las tarifas hayan incrementado, sino que la CFE utiliza una fórmula que cobra a la empresa el uso de las líneas de suministro de manera general, así como el costo de producción, lo cual hace que al momento de facturar se incremente el monto a pagar.

El dirigente manifestó que la propuesta empresarial que se realiza a nivel nacional a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) es que el pago sea de acuerdo con lo que cada empresa consume.

“Lo que pedimos como sector empresarial es que el cobro del uso de las líneas de suministro sea proporcional a lo que la empresa consume, además de que se aplique el mismo criterio para los gastos de producción, con lo cual las unidades de producción verían disminuir su facturación mensual”, apuntó.