Agencias
MÉXICO, D.F.-  Al menos 43.2 metros cuadrados de roca madre resultaron dañados en el Área Natural Protegida Parque Nacional “Arrecife Alacranes”, Yucatán, debido al encallamiento de una embarcación registrado el pasado 25 de diciembre, según informó Notimex.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) dio a conocer los resultados preliminares de la inspección que llevó a cabo Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

Detalló que la embarcación pesquera “Tío Loncho” se encuentra encallada sobre suelo rocoso con orientación de la proa al poniente, rumbo a la laguna arrecifal y la popa, con orientación al oriente, ligeramente escorada a babor con 20 grados de inclinación y con daño significativo en la quilla.

Al momento de la inspección se constató que la embarcación no dañó de manera directa las formaciones coralinas presentes en la zona, sin embargo, se detectaron afectaciones a la roca madre en 43.2 metros cuadrados.

Agregó que al momento de la contingencia, los tanques de combustible de la embarcación se encontraban llenos, por lo que se realizó el trasiego de 400 litros de combustible en contenedores para evitar un posible derrame de hidrocarburo.

Por lo pronto, la Profepa anunció que presentará un dictamen final, una vez que haya retirado la embarcación, cuando las condiciones meteorológicas permitan un plan de salvataje, lo que si podría dañar a los arrecifes coralinos.

Recordó que de acuerdo con la Ley General de Vida Silvestre, por el daño de arrecifes coralinos se aplica una sanción de 50 a 50 mil veces de salario mínimo.

En tanto, el Código Penal Federal señala que las afectaciones a la biodiversidad constituyen un delito grave cuando se trata de un Área Natural Protegida (ANP).

Lo anterior se sanciona con penas de dos a 10 años de prisión y por el equivalente de 300 a tres mil días multa, aumentándose la pena en dos años de prisión y hasta mil días multa adicionales cuando se trata de una ANP.

La Profepa destacó que el Parque Nacional “Arrecife Alacranes” es un área de preservación de germoplasma de especies en peligro de extinción y endémicas.