MÉRIDA, Yuc.- El valor de la canasta básica de los yucatecos que viven en zonas rurales presentó un ajuste durante el primer trimestre del año superior a los $400, al pasar de $1,422 a $1,900, reportó ayer el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

En tanto, la canasta básica urbana pasó de los $2,834, a $2,974, es decir, registró un ajuste de al menos $100, la cual tuvo un incremento menor por la cantidad de productos que el Coneval contempla en la línea de bienestar.

El reporte del Coneval divide a la canasta básica en dos rubros: alimentaria y no alimentaria (servicios, transporte, educación, vivienda) para dos zonas: rural y urbana.

De acuerdo con el Coneval, una familia yucateca promedio, con cuatro integrantes, necesita ingresos mensuales de 11 mil 896 pesos para adquirir los productos de la canasta básica.

Empero, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social precisó que el 60 por ciento de los trabajadores en Yucatán, es decir, seis de cada 10 asegurados en el IMSS, perciben un ingreso al mes de nueve mil 173 pesos, es decir, un salario diario de 301 pesos.

Esto es, los yucatecos perciben sueldos por debajo de la línea de bienestar, para la adquisición de los productos que se contemplan en la canasta básica.

Limón, huevo, pollo y plátano, fueron parte de los productos que registraron una mayor alza de precios durante el primer trimestre el año, lo que generó un encarecimiento de la canasta básica alimentaria por arriba del promedio nacional, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).