MÉRIDA, Yuc.- Una característica que les hace falta a los jóvenes emprendedores actualmente es la “fortaleza mental” debido que muchas veces los padres no enseñan a los hijos a superar el fracaso y frustración para llegar al éxito, lo que orilla a dejar a medias su proyecto, señaló la psicóloga Lupita Cupul Díaz, directora de una empresa de consultoría y capacitación.

Expresó que un emprendedor necesita métodos y fórmulas y todo ello se los deben de enseñar los padres, debido a que es la base, “porque desde que un joven sepa ordenar su habitación o espacio, sepa colocar las cosas en su lugar es un proceso de aprendizaje”.

“Si una persona no es capaz de administrar su cuarto y su vida, difícilmente podrá lograrlo en su negocio, es por eso que se necesita desarrollar habilidades acompañados de la familia. Un ejemplo que se está dando de manera precaria es el nivel de productividad que tiene México, en comparación con otros países”, señaló la especialista.

Dijo que es importante que tanto la familia como el sector académico den herramientas para una visión amplia de lo que se gesta en el mundo en general y en lo comercial adaptarse a lo que necesita el mercado.

“En la época de la crisis del sexenio de Carlos Salinas de Gortari muchos empresarios se suicidaron, fueron medidas extremas porque no supieron manejar la situación. Cuando se es emprendedor se fracasa una y otra vez hasta alcanzar el éxito”, expresó.

También señaló que es importante que las universidades enseñen temas que hoy requiere el mercado “deben actualizar la cátedra” para que los jóvenes salgan con las herramientas suficientes para que puedan trabajar o emprender algún negocio.