Milenio Novedades

Mérida, Yuc.- Los gobiernos federal y estatal aplicarán sin tolerancia todos los recursos legales para combatir la pesca furtiva, la cual causa serios daños a la ecología y economía de la entidad, particularmente de las comunidades costeras.

Autoridades del Gobierno de Yucatán e instituciones federales, así como representantes de comités náuticos y federaciones de cooperativas pesqueras se reunieron ayer y acordaron acciones importantes e inmediatas para frenar, de una vez por todas, la captura ilegal de especies marinas.

Pactaron medidas en el marco de la ley para hacer frente a la pesca furtiva y actividades paralelas ilícitas que lesionan severamente el medio ambiente, además de que atentan contra el patrimonio de los pescadores que trabajan legalmente.

La pesca furtiva no respeta temporadas de veda ni especies en peligro de extinción, captura especies de tallas mínimas, utiliza artes de pesca prohibidas, además de propiciar el manejo y comercio ilegal de los productos del mar.

La secretaria General de Gobierno, Martha Góngora Sánchez, y el secretario de Seguridad Pública, Luis Felipe Saidén Ojeda, encabezaron la junta de trabajo en las instalaciones de la Policía Estatal, en la cual participaron los titulares de las secretarías de Desarrollo Rural (Seder), Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Comisión Nacional de Pesca y Acuacultura (Conapesca) y Sistema Estatal de Seguridad.

También asistieron presidentes y representantes de los comités náuticos de Progreso, Chabihau, Sisal, Celestún, Chicxulub Puerto y de las federaciones de cooperativas pesqueras del centro y poniente del Estado, y de cooperativas pesqueras y acuícolas, entre otros representantes del sector social marítimo y pesquero.