MÉRIDA, Yuc.- La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, delegación Yucatán, está a la expectativa de las próximas elecciones y espera que las obras públicas no se detengan, para llegar en una inversión de “por lo menos” los 370 mil millones de pesos, que se tuvo en 2017.

El presidente de este organismo, Luis Eduardo Castillo Campos, dijo que no se puede dar una cifra exacta de crecimiento en este sector para este año, debido que en este momento predomina la incertidumbre por el cambio de administración en todos los poderes, que aunque cada gobierno ha trazado un plan espera que continúen con él y no se detengan los proyectos.

“Con todo lo que estamos viendo esperamos que se mantenga igual que el año pasado en cuestión de obra pública, ya que en la misma situación está la inversión privada, que ha disminuido un poco”, explicó.

Dijo que en 2017 el crecimiento en inversión privada fue bueno y aumentó en 7 mil millones de pesos, que ha sido el mayor, debido a que el Estado sigue siendo atractivo para nuevos proyectos.

“Lo que estamos haciendo es consolidarnos como fuerza empresarial”

“Tememos que haya alguna afectación en todos los sectores, pero esperamos que no ocurra y que se siga el plan de desarrollo de los tres niveles de gobierno y no se dé un recorte de recursos o que si se dan sean mínimos”, explicó.

Señaló, que la afectación se reflejaría en el cumplimiento de metas, es decir, que no se concrete el número de obras planeado.

No le temen a cambios 

Recalcó que no temen un cambio de gobierno con partido diferente, “lo que estamos haciendo es consolidarnos como fuerza empresarial, para que podamos intervenir ante la creación nuevas políticas públicas.

“La única preocupación que tenemos en el sector es estar organizados para seguir participando en la gobernanza, en todos los consejos, en la vida política del Estado y del país en general, como organizaciones que representamos a la sociedad”, precisó.

Incertidumbre en los mercados por el cambio de administración. (SIPSE)