José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Jesús Vaca Cortés presentó su libro: “Asesinos seriales en el México prehispánico” en el que hace un análisis forense de las muertes que se atribuyen a personajes supranaturales como “La Llorona”, “Los Chaneques”, “Kakasbal” o “La X’tabay”, llegando a la conclusión de que detrás de ellas había una mujer o un hombre, homicidas en serie.

“A través de la óptica de la ciencia forense, la criminología, la psicología criminológica, la victimología forense y la criminalística hice un análisis forense para determinar que más que un ser mítico había personas de carne y hueso detrás de las muertes”.

También te puede interesar: Usuarios de Airbnb aún no pagan Impuesto al Hospedaje en Yucatán

“Poco se habla de asesinos en serie en el México prehispánico pero si leen por ejemplo el Popol Vuh, encontramos señales que nos indican que pudo haber este tipo de asesinos. Es la esencia de este texto”.

Escritor, psicólogo y experto en perfiles criminales 

El creador del libro, Jesús Vaca Cortés, es psicólogo forense de profesión, especializado en victimología y perfiles criminales y se encuentra en Yucatán para participar como ponente en diversos proyectos relacionados con la psicología.

Este fin de semana participó como ponente del taller “Detección y prevención de la violencia y el comportamiento suicida”, como parte del Diplomado que lleva el mismo nombre, y que organizado de manera conjunta por la Clínica de Justicia Terapéutica de Yucatán y el Instituto Interdisciplinario de Psicología Jurídica.

Jesús Vaca indicó que junto con el Dr. Paulino Dzib y otros expertos en el tema se ha conformado una red de investigadores enfocados en la prevención de la violencia y el suicidio para entender los factores de riesgo que lo detonan. El especialista en psicología forense mencionó que entre los principales factores se encuentra el consumo de alcohol o drogas, depresión, bajos ingresos, así como los factores históricos y culturales.

“Aunque cada caso es distinto y cada persona es única, hay ciertos patrones que se vuelven una constante. Esos son los que el equipo quiere reconocer e intervenir”.