Martín González/SIPSE

Mérida, Yuc.- Estropeada y bañada en sangre terminó anteanoche a una mujer, vecina de la colonia Obrera, agredida por un sujeto y la esposa y dos hijas de éste, la agredieron a golpes sin que se pudiera defender.

Se trata de un pleito permanente entre vecinos de la calle 81-D por 94-A y 94-B de la citada colonia lo que originó esta agresión, desventajosa, ya que eran cuatro personas contra una.

Según comentaron los vecinos, los agresores pertenecen a una familia que se dedica a la renta de carritos de hot-dogs denominado “Don Henry”, que se molestaron porque se les ha pedido que no hagan tanto ruido a altas horas de la madrugada, así como que no dejen sus carritos de perros calientes estacionados por toda la calle, tapando la salida de las casas.

Fue así que la noche del pasado jueves una vecina les reclamó que obstruían la salida de su cochera, y los vendedores de perros calientes se le fueron encima, agrediéndola a golpes, incluso una de las féminas le pegó con una macana a la vecina que les reclamó, sufriendo ésta diversas contusiones y una herida sangrante en la cabeza.

Los vecinos aseguraron que la Policía no hace nada en consecuencia, incluso oficiales de la unidad 1991 pasan a menudo por el lugar a buscar su “cuota”, dijeron muy molestos.