SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- La Fiscalía estatal mantiene una línea de investigación en torno a la muerte de José Nery Gabriel Caamal May (a) “Nerón”, de 41 años, que el sábado por la noche fue encontrado suspendido en una celda de la cárcel de Teabo, ahorcado con su ropa interior, pues se sospecha que fue asesinado por agentes que luego lo colgaron para simular un suicidio.

Los familiares del ahora occiso, quienes ya interpusieron una denuncia, exigen que se investigue los hechos con rigor para no dejar impune lo que ellos catalogan como un homicidio.

El sábado por la tarde, José Nery Gabriel se puso impertinente y discutió con su esposa, por lo que fue llevado a la cárcel municipal, junto con uno de sus hermanos que intentó evitar el arresto.

Una vez en el lugar, ambos fueron despojados por completo de su ropa y puestos en celdas separadas.

Cabe mencionar que es costumbre que a la gente que cae presa en la cárcel de Teabo se le desnude completamente (en algunas ocasiones solo les dejan la ropa interior), para evitar que se suiciden.

El hermano del ahora occiso señaló que entre las 19:00 y 19:30 horas escuchó que su pariente se quejaba después que entraron a su celda dos policías, quienes lo golpeaban. Otro detenido presenció la agresión, pero no intervino.

Más tarde escuchó de los uniformados decir: “Oye, se nos pasó la mano, se murió el tipo”.

De ahí, dieron parte a la Fiscalía, llegando al lugar un agente, 2:30 horas después, para tomar conocimiento de los hechos y proceder al levantamiento del cadáver, que se encontraba suspendido de los barrotes de la celda, atado por el cuello y completamente desnudo.

Además, los familiares del preso fallecido señalaron que a la esposa de éste la obligaron a firmar, por uno de los agentes, unos papeles que ni siquiera leyó.

Asimismo, cuando le entregaron el cadáver a María Evelia Dzul Dzul, a decir de los familiares, el cuerpo presentaba golpes en costillas, tenía un ojo amoratado y un hematoma en la nuca.