Mérida, Yuc.- Las personas que realizan largas caminatas o actividades deportivas que alteran el apoyo de ambos pies, como jugar fútbol, basquetbol o gimnasia, pueden padecer fascitis plantar, inflamación del tejido de la planta del pie.

Esta lesión puede afectar a una de cada 10 personas de entre 20 y 70 años de edad, y es más frecuente en mujeres -en una proporción de cinco a uno- y es curable en el 99 por ciento de los casos.

“Una de las principales lesiones que afectan a los corredores es la fascitis plantar, causada por un sobreesfuerzo al trotar, una mala técnica, zapatos inadecuados, exceso de impacto sobre todo si se corre en una superficie sólida, pero también tiene que ver con la biomecánica, es decir si la persona tiene pie plano, pronador o supino”, explicó William Vargas Cano, médico especialista en Medicina del Deporte.

Indicó que este aumento de esfuerzo en la fascia plantar ocasiona inflamación y dolor que pueden incluso llegar a ser incapacitante.

En ocasiones, es tan intenso que con sólo pisar se estira la fascia y no le permite a la persona caminar.